robotito

Loading...

domingo, 29 de julio de 2007

Las rosas sin espinas

La gente es egoísta y cómoda.... y cuando digo gente también nos incluyo a ti lector y a mi, y es cierto que cuando toca recoger la mesa mejor tu que yo, o que cuando alguien muere de cáncer y le das el pésame a la viuda en el fondo de nuestra mente se oye... mejor el que no yo...

Hace muchos años leí en un periódico (gratuito of course) que unos científicos de esos que se supone que se dedican a mejorar nuestras vidas haciéndolas más largas y confortables, mediante la investigación genética crearon una rosa sin espinas, entonces recordé la frase que años taras me había dicho mi abuela: Todas las rosas por muy bellas que sean tiene espinas.
Pero eso a la gente no le gusta, todos queremos las cosas fáciles, queremos trabajos que no nos cansen, pisos baratos, gobiernos fiables, y que nuestros hijos salgan perfectos con un diploma universitario, pero las cosas no funcionan así, los trabajos son cansados, por que de lo contrario no seria trabajo, todos queremos vender nuestro piso viejo carísimo y comprar le nuevo tirado de precio, nadie se lee los programas electorales pero vota a uno u otro partido por que son los buenos, y lo mas grabe de todo en mi opinión, dejan q sus hijos se críen solos en el colegio, en la calle o delante de la televisión, no les dejan ver shin chan por que es una mala influencia, pero no les riñen por que se porte mal, si no para que no les molesten y eso los niños lo notan, más o menos subconscientemente, pero lo notan.

Como podemos esperar que unos niños criados de esta manera sean unos adultos decentes, la mayoría de los adultos con los que me relaciono no son mas que niños atados por las cargas sociales de trabajo y de la familia, pero que a la minia se lo quitan todo de encima y se dedican a hacer el indio y se enfadan con cualquier cosa que les obligue a retomar sus funciones de adultos.

Todos queremos las recompensas, todos queremos ganar, todos queremos tenerlo todo, pero nadie quiere las espinas, nadie quiere recoger la mesa o tender la ropa, algunos aceptan mejor las obligaciones y necesidades de la vida que hemos elegido vivir.

Yo solo soy un niño que quiere jugar tranquilo sin que nadie me agobie con lo que tengo que hacer ya que nunca e podido serlo.... y en parte es mejor así, no creo que el ser humano este diseñado para disfrutar sin sufrir antes, y creo que todos deberíamos levantarnos y ayudar a nuestra madre o esposa a recoger la mesa o tender la ropa, escuchar un poco más a los demás, sobre todo a nuestros hijos y padres, y de una vez por todas dejar de jugar a ser adultos enfadandonos por una vida que no nos gusta y ser unos adultos que viven la vida que han elegido sabiendo que a veces vale la pena pincharse con las espinas.

No hay comentarios: